LOADING

Escribe para buscar

Una Cronología Canina en la Obra de Keith Haring

Después de que Keith Haring deambulara por varias técnicas, estilos y medios en su proceso creativo –como el esténcil, que utilizaba para reproducir frases disonantes o los carteles con falsas noticias que pegaba por todo el East Village— llegó el año de 1980, inicio de década y de su despunte como artista.

En ese año creó sus primeros dibujos en serie que por primera vez incorporaban los pictogramas que serían sus elementos fundamentales y característicos. En Untitled, de 1980, podemos ver estos símbolos: el hombre representado por un contorno vacío, la parte animal por un perro y la aureola formada por rayos de energía, también encontramos la representación del presente por una torre atómica, el pasado por una pirámide y el futuro por una computadora, una especie de documento rupestre que expresa el nuevo Génesis propiedad de Keith Haring, cuya fuerza fue traída por un objeto volador no identificado, y que muy pronto invadiría el mundo del arte y mejor aún, las calles. A partir de ese momento la figura canina así como el rayo de energía y la silueta humana, no dejarían de aparecer en toda su producción posterior.

Untitled, 1980


Ese mismo año, Haring participó en una exposición masiva en un edificio abandonado llamada Times Square Show, que conformada por 100 artistas tenía la intención de mostrar un panorama de lo que hoy se denomina street art. En dicha exhibición Keith logró mezclarse con la alcurnia de los artistas callejeros, como Kenny Scharf, Jean-Michel Basquiat, Lee Quinones, Fab Five Freddy y Futura 200. Poco después nació el signo del bebé a gatas, que sería el sucesor del perro como su tag en las calles, para Haring el bebé representaba la experiencia más pura y positiva en la vida humana.

Untitled, 1981

Untitled, 1982

Poco a poco los perros irían dejando el papel y la tinta, el gis y la pared, el spray y el vinilo para convertirse en esculturas de acero o madera, y volcarse en jarrones de arcilla bajo un estilo jeroglífico o bien de la Grecia clásica. También los llevó a otros objetos tridimensionales, por ejemplo, un sarcófago de tamaño real o un busto de fibra de vidrio que es la reproducción del David de Miguel Ángel, piezas del 83 que intervino junto a Angel Ortiz aka LA II, un artista del graffiti con quien colaboraría en este tipo de prácticas.

Untitled, 1983

Untitled, 1984
(Hay una serie de acrílicos donde abusa de los personajes de Disney y los lleva a niveles insospechados, aquí la versión que hizo de Pinocho, y sí, también hay un perro.)

Estas imágenes comprenden 10 años de la explosiva y fugaz carrera de Keith Haring, hijo fugitivo del estado de Pensilvania (igual que Andy Warhol), y al mismo tiempo son un recorrido testimonial de la existencia del perro como símbolo omnipresente en su obra. Una imagen por año, un perro por año, una cronología canina de su trayectoria.

Untitled, 1985

Untitled, 1986

Untitled (Curling Dog), 1987

Untitled, 1988

Untitled, 1989

Icons 2, 1990

Tags: