LOADING

Escribe para buscar

Mac Demarco: Revisited

Sobre una noche sosegada de tonos azules y estrellas escondidas, un tumulto amenazaba con dejarse guiar bajo una sonrisa que dejaba ver el curioso espacio entre los dientes incisivos del canadiense de 27 años; Mac DeMarco. Un tipo franco y despreocupado que hace lo que quiere pero sabe bien lo que hace. Su primera presentación en CDMX lució impecable.

Con pocos años de carrera hizo corear casi cada uno de los temas ejecutados, con un público que desbordado en júbilo terminaba hasta por acompañar los riffs de las guitarras.Parece a pocas voces y aun no del todo convencido el grito de una generación; de un tranvía de libertad y hedonismo encapsulado en música sureña, rock y algo más que le ha permitido convertir la pieza de Shigeo Sekito en algo personal de su propia colección. Un personaje que ha demostrado la complejidad de lo simple, o de lo que al menos pereceré serlo. Ritmos que siempre estuvieron ahí y que recuerdan a la bandota de Jacksonville Lynyrd Skynyrd.

El otro día me topé con su presentación en  The Late Show with Stephen Colbert; caminando con su guitarra en un par de Vans Authentic azules con calcetas rojas se acomoda en el escenario para tocar “One another” como una tertulia musical entre Mac DeMarco y Jon Batiste & Stay Human. Solos de guitarra a manos del propio canadiense mientras los arreglos en metales lo acompañan, demuestra que su música tiene impacto por una calidad inefable.

Se nota que su fortaleza no solo es musical, pues es una persona peculiar que parece solo uno pero que encierran varios “yo” dentro de él mismo. A veces gruñe, grita o sonríe, o simplemente parece enfocado en tocar impecable sin gesto alguno. Alguien a quien se lo ocurrió subastar sus viejos Vans Authentic en Ebay para donar todo al Willie Mae Rock Camp for Girls, una fundación que busca empoderar a las mujeres a través del arte y el activismo.

“I’m selling an old pair of my shoes. I’ve John Hancocked the left shoe. Will anyone buy an old stinky pair of shoes? I don’t know. lets wait and see. I’ll probably throw some other crap in the box before shipping it, I dunno what.

If you’re one of those kids who tried to take them off my feet while I was crowd surfing at some point this year, nice try jackass. But hey, here’s another opportunity for you to have them.

All of the profit will go to Willie Mae Rock Camp for Girls.”

Algo que ha sucedido mucho con las nuevas bandas es su poca resistencia al paso del tiempo; los clásicos sobreviven, pero solo el mismo tiempo dira si Mac DeMarco será uno.

 

Tags: