LOADING

Escribe para buscar

5 músicas de sesión que seguro has escuchado y no sabías

Seguro ya has escuchado su trabajo, los discos en los que han trabajado, las canciones que han coescrito, pero no lo sabías. Ellas forman parte de una categoría de la música que muchas veces queda oculta: los músicos de sesión, quienes participan en la grabación de la música que escuchas y cuyos nombres quedan escondidos en los créditos de los discos. Son 5 mujeres que tienen un historial increíble y que han colaborado con varios de los artistas más importantes como David Bowie, Lenny Kravitz, Prince y Santana, por mencionar sólo a algunos. Ellas han abierto brecha y han roto las barreras del género. Cada una con un estilo único, se han convertido en parte importante de la música, pero sus nombres figuran de otra forma en la historia. 

 

Gail Ann Dorsey

Nacida en 1962, comenzó a tocar la guitarra a los 9 años inspirada por Jimi Hendrix y Nancy Wilson (Heart). Estudió cine en California, pero después de algunos semestres decidió dedicarse a la música por completo. Se mudó a Londres a los 22 años para iniciar su carrera en la música allá, colaborando con artistas como Boy George.También fue parte de la banda de jazz de Charlie Watts (baterista de los Rolling Stones). En 1988 consiguió un contrato para hacer su primer disco solista, el cual incluyó a músicos como Eric Clapton, ni más ni menos. Después de 10 años en Londres y de haber roto su relación con su disquera, Dorsey regresó a EE.UU. y se enfocó en su trabajo como músico de estudio, trabajando con Tears for Fears en dos discos. Entre los artistas con los que ha trabajado están Bryan Ferry, The B-52’s, The Indigo Girls y Gwen Stefani. Dorsey es mejor recordada por haber sido parte de la banda de David Bowie desde 1995 hasta la muerte de Bowie en 2016, siendo una parte crucial de sus shows en vivo.

 

 

Carol Kaye

Nacida en 1935 e hija de dos músicos, comenzó a tocar la guitarra a los 13 años (un regalo de su madre). Comenzó a tocar la guitarra en varios grupos de jazz, lo cual la llevó a convertirse en músico de sesión a los 20 años, al ser “descubierta” por el productor Robert “Bumps” Blackwell. En 1958 tocó la guitarra acústica en “La Bamba” de Ritchie Valens. En 1963 tuvo que sustituir a un bajista en una sesión y a partir de entonces se convirtió en la bajista más solicitada para las sesiones de estudio. Tocó la guitarra y el bajo para Ike & Tina Turner, Ray Charles, Frank Zappa, Barbra Streisand, Quincy Jones, The Beach Boys, entre otros. Es la única mujer que fue miembro permanente de The Wrecking Crew, un grupo de músicos de estudio que colaboraron en infinidad de discos y es considerada una de las músicas más prolíficas de la historia. Kaye también es la artífice de la línea de bajo de “These Boots Are Made for Walking” de Nancy Sinatra y tocó el bajo en el disco más importante de The Beach Boys, Pet Sounds.

 

 

Bobbye Hall

Bobbye también inició su carrera tocando jazz y fue percusionista en varias sesiones de estudio de Motown Records. Durante los años que vivió en Europa cambió su nombre de “Bobby” a “Bobbye” para diferenciarse de otros músicos y hacer hincapié en que era mujer ya que por su nombre, muchos asumían que era un hombre y a veces al llegar a una sesión, al descubrir que era mujer, la enviaban de regreso. Hall tiene brindó sus habilidades musicales para gente como Marvin Gaye, The Temptations, Dolly Parton, Diana Ross, Rod Stewart y Pink Floyd (tocó las percusiones en el disco The Wall). Además de ser músico de sesión, Hall también salió de gira con Bob Dylan y Stevie Nicks, siendo con esta última que hizo el éxito “Edge of Seventeen”. Cuenta con 22 canciones que han estado en el Top 100 de Billboard. Además de todo esto, Hall fue parte de The Incredible Bongo Band, quienes fueron los creadores de una de las canciones más sampleadas de la historia: “Apache”.

 

 

 

Cindy Blackman

Blackman es parte de una extensa familia de músicos y melómanos. Su abuela, su madre y su tío eran músicos de orquesta. Nacida en 1959, esta baterista tuvo su primer acercamiento a los 7 años, cuando en una fiesta infantil fue al baño y se encontró con una batería, la cual decidió probar y se enamoró instantáneamente de ese instrumento. También se dedicó a tocar jazz a la par que estudiaba en el prestigioso Berklee College of Music. Abandonó la escuela luego de 3 semestres y se mudó a Nueva York. En 1993, audicionó para tocar con Lenny Kravitz y ha tocado con él desde entonces. Con Kravitz, Cindy cambió el confort del jazz por el rock y pasó de tocar en pequeños clubes a tocar para multitudes. También ha tocado la batería con Carlos Santana, con quien se casó en 2010.

 

 

Sheila E

Hija del percusionista Pete Escovedo y ahijada del legendario Tito Puente, Sheila E. tiene un muy amplio bagage musical ya que no sólo es percusionista, sino que también toca la guitarra y el bajo y viene de una gran dinastía de músicos. Antes de cumplir 27 años ya había tocado con Lionel Richie, Marvin Gaye, Diana Ross y Herbie Hancock. Durante un concierto al lado de su padre en 1978, conoció a Prince quien la invitó a formar parte de su banda, aunque no hubo nada concreto al inicio. Finalmente, Sheila se unió a Prince durante las sesiones de Purple Rain. Fue corista de las canciones “Let’s Go Crazy” y “Erotic City”, además de haber tocado en vivo con él durante varias giras. Ha colaborado con Phil Collins y también fue parte de la gira de Ringo Starr & His All-Starr Band, haciendo dúos de batería con el mismísimo Ringo. También trabajó con Cyndi Lauper, Gloria Estefan y Santana. Sheila cuenta con 7 discos como solista. Su más reciente colaboración fue con Hans Zimmer y Junkie XL para el soundtrack de Batman v Superman: Dawn of Justice.

 

 

Tags: