Escribe para buscar

#VansBookClub: Ropa Música Chicos de Viv Albertine

La primera canción que escuche de The Slits fue Typical girls, y algo me quedó claro, estas cuatro mujeres representaban la fuerza y la rebeldía que hoy, mi generación busca sostener. Gracias a editorial Anagrama, podemos vivir de la mano de Viv Albertine en Ropa Música Chicos, su inicio turbulento dentro del mundo artístico, hasta los momentos desgarradores que está guitarrista vivió, para convertirse en una de las representantes feministas más fuertes de su generación.

Viv Albertine, la autora de estas memorias, formó parte de la alineación original de este grupo de punks que con bailes desenfrenados y vestuarios exóticos cambiaron de forma radical la figura femenina dentro de la música británica de finales de los años 70. Las vivencias que  son contadas en este texto no tiene pelos en la lengua, no son aderezadas ni suavizadas, cosa que permite que su lectura sea digerible para el lector. Viv toma toda la fuerza de su corazón y nos comparte, que esa fiereza que muestra con las Slits, tiene un gran trasfondo. 

Ropa Música Chicos era la frase que la madre de Viv, le repetía al escuchar lo que esta le contaba al llegar al colegio, tres palabras que fácilmente se podrían comparar con la famosa, Sex, Drugs and Rock n Roll. Por que sí, hay mucha pasión, coraje y exceso en las líneas de este libro, y con ellas dolor por la falta de planes a futuro y el agotamiento físico y mental que conlleva ser una figura de cambio.

Por las páginas de este libro desfilan nombres de grandes personajes de la historia del punk, como: Johnny Thunders, Vivienne Westwood, Malcolm McLaren. Mick Jones (The Clash), y por supuesto Sid Vicious. Cuando las  memorias de un músico salen a la luz, los sentimientos siempre van encontrados, pero en el caso de Ropa, Música, Chicos se agradece conocer ese lado femenino que se había mantenido parcialmente oculto de los textos.

Todas las mujeres que en 1977 decidieron hacer un cambio, hoy en día son grandes ejemplos por no seguir las reglas y mostrarse desenfrenadas en el escenario pero, ¿qué pasa con la otra cara, donde la maternidad llama y la ropa y los chicos dejan de tener sentido? Viv nos sorprende para el cierre de este libro y no termina como un ser inmortal enfundada en cuero y plataformas, sino como un ser humano que aunque a la fuerza abre los ojos para darse cuenta que el verdadero cambio, el verdadero espíritu punk trascendió a God save the Queen.

Tags: