Escribe para buscar

Así nos la pasamos en el primer día de #HouseOfVans

El primer día de House of Vans nos trajo como locos con la gran oferta de actividades que se armaron para este edición.

La banda le cayó desde temprano para darle a la rampa y aprovechar el primer taller del día, Skate & Craft fue la actividad perfecta para ir agarrando calor a todo lo que se venía.

Ya pasando el medio día y después de unos buenos waffles, los talleres seguían con todo mientras la música y el sk8 le daba ese ambiente que solo House of Vans tiene.

Al paso de la tarde, se veía gente caminando con sus collages en la mano, pues venían de tomar el taller Art Salad de Jazmín Huerta o los locos que lograron su tee bag con una playera de Vans.

Todo seguía fluyendo para cerrar la tarde y prepararse para los actos estelares de bandas que conforman el gran cartel de la noche del Sábado.

Después, llegó el momento más esperado del día, los actos musicales. Poco antes de que el reloj marcara las 9 de la noche, entraron a escena No Wrong Numbers.

A pesar de que ya los habíamos visto durante las SESSIONS, en esta ocasión volvieron a demostrar, que no ganaron por casualidad, sino que demostraron el talento que los ha llevado a dónde están ahora.

Poco después, la irreverencia se apoderó del escenario, con nuestro rapero favorito: LNG SHT.

Además de ser un personaje que congenia de inmediato con la audiencia, sus rolas clásicas hicieron a todos corear a todo pulmón. ¿Sus rimas? El ingrediente perfecto para empezar a entrar a en calor.

Uno de los actos más esperados de la noche estaba a cargo de Plastilina Mosh, para recordar todos esos clásicos llenos de funk, jazz, además de buen de desmadre.

A pesar de no tener una gran cantidad de discos, los Plastilina nos recordó que tiene repertorio de sobra para romper el escenario como una de las mejores bandas que ha dado la escena nacional de Rock.

Con los ánimos a tope, tocaba ver un acto imperdible. Nada más y nada menos que una banda que ya es parte de la cultura general de  Latinoamérica y que ha marcado a varias generaciones: Molotov.

Los grandes clásicos no podían faltar y al ritmo de rolas como “Puto“ o “Frijolero“, vivimos una experiencia con sabor OFF The Wall.

La noche no podía cerrar de mejor manera, nos vamos satisfechos y con la expectativa al máximo para lo que será el segundo día mañana.

Tags: