Escribe para buscar

#Eye Candy: El mundo de King Krule.

Con apenas 24 años el pelirrojo inglés parece no tener límites para seguir explorando la turbia y oscura creatividad que lo empodera como una promesa musical a pesar de su corta edad. Como un viejo en un cuerpo de niño, su voz barítono… el jazz, el hip hop y todo lo que lo rodea lo toma para sí mismo. Para crear realidades palpables y de paso demostrar que la musica de esta época aún no está muerta. La avalancha de información luce totalmente digerible para las grandes mentes y a veces no hay forma de expresarlo con simples palabras o tonos. Siempre hay algo más, un paso hacia conceptualizar las ideas de diferentes formas para crear algo único.

El trabajo de king Krule ha dejado de ser meramente musical, ha decidido formarse como un artista; un showman con una ingeniería creativa detrás de él. Hace unos meses estrenaba en Youtube un film llamado Live on the Moon, que mas que un espectaulo musical brillaba por la calidad de argumentos visuales que ponía sobre la mesa. Marcadas influencias de clásicos de la ciencia ficción pero bajo un tono insano y denso como vía experimental. Dirigido por Ja Humby, el discurso va más allá de una simple ejecución musical, se habla de una relación intencional entre el sentimiento musical y la forma en la que se percibe visualmente.

La herencia inglesa de grandes filmes como The Wall de Pink Floyd o The Songs Remains the Same de Led Zeppelin retumba en los huecos de la mente de Archy Ivan Marshall, y vuelve a recordar porque el trabajo conceptual de la musica es casi inherente al de las imágenes. Esta relación permite lanzar las ideas de más personas de gran capacidad creativas, como lo demostró en el lanzamiento de su último video donde trabajó con los amigos de su infancia Paraic and Michael Morrissey.

El video de “Biscuit Town” es un regocijo visual con una maquetación de una ciudad por la noche creada con cartón. Un juego onírico entre lo espeso de la urbe nocturna, la carencia de detalles y la decadencia propia de la sociedad. Argumentos crudos que sobresalen con la calidez de la iluminación y que es acompañada de forma magistral con la voz de King Krule.

El trabajo de producción en su último video es un claro ejemplo de la dirección que está tomando el joven inglés para mostrar de forma más exacta el mundo en el que vive su talento. Este año fue nominado al Mercury Prize por su álbum The Ooz y con la escasa edad con la que cuenta parece ser una de las grandes promesas para los próximos años.

Tags: