Escribe para buscar

#VansBookClub El hombre que odiaba las naranjas, Zaratustra Vázquez

Hubo un periodo extraviado, algo así entre el 2007 y 2013, cuando en el entonces Distrito Federal, se gestó un movimiento de fashionismo subterráneo que sin propoérselo del todo, o sin la bendición de la academia que todo lo trastorna a beneficio de su pedante burbuja rebuscada, sentó las bases para que la tan socorrida intersección cultural tuviera efectos secundarios en la memorabilia de la cultura pop mexicana, una ingenua, pero efectista, mezcla de transgreciones bien intencionadas que añoraba el exceso visual de la Movida Madrileña con los dilemas morales proipios de Portlandia (aunque con la ambigüedad de no saber hasta que punto todo era una broma o bien una apología pre millenial absolutamente seria) y orgullo por los sonidos nacionales.

De los personajes más productivos de esa escena pioneria y visionaria fue Zaratustra Vázquez, locutor de radio, músico, bohemio calculado, galán de masculinidad de gallardía post-beatnik, precursor de la “cumbia lunática” y de sacar a la cumbia del clóset clasista, deconstruirlo de su arraigo barriobajero para distrubuirlo en todos los estratos sociales sin prejuicios con su proyecto Sonido Changorama con el que aportó nuevas dimensiones sonoras a la pista de baile.

Y poeta. También reinventó la forma en la que se aprecia la poesía. Su legendario programa de radio, Triscerable, que se transmitía por la frecuencia de Ibero 90.9, solía ser una especie de show basado en la improvisación hablada con la métrica propia de la poesía generando una divulgación sobre un género a veces impopular, o anacrónico para estos tiempos.

De hecho, su obra estrictamente literaria se concentra en el género poético, y El hombre que odiaba las naranjas publicado por la casa editorial Juan Malasuerte, es un compendio póstumo a su inesperada, surrealista y triste fallecimiento, integrado por obras publicadas, dos más inéditos y fragmentos que fueron encontrados dispersos después de su falleciemiento y que dan muestra de su cosmogonía que fungieron como la génesis de toda una posmodernidad nacional de aspiraciones hipsters y religión queer que hoy dictan buena parte de la conciencia under. El libro ya está a la venta en Casa Tomada y en las sedes donde se presente a la par de charlas y reflexiones en torno al legado de Zaratustra.

De hecho, El hombre que odiaba las naranjas se presentará este viernes 26 de julio del 2019 a las 20:00 horas en el Bar Zaragoza, con el fuerte apoyo del Instituto Municipal de Cultura y Educación de Torreón Coahuila, arrancando la primera presentación del tour de lanzamiento del lbro.

Tags: