Escribe para buscar

Razones para no perderte a Boris en México

Razones para no perderte a Boris en México

Marcos Hassan 27 agosto, 2019

Una vez que defines algo pierde todo aquello que lo hace especial, que los hace estar fuera de este mundo, algo que debes vivir para saberlo. Pero, ¿que no la definición es necesaria para que los demás entiendan lo que as vivido para que ellos también lo sepan? Boris representan esta dualidad. Todos los que han sido testigos de su música quieren decirle a todos lo que han los hace especial, pero les es difícil encontrar las palabras. Este es nuestro intento de hacerlo.

Boris no es una banda de rock normal, nada de ellos lo es, y eso los hace extraordinarios. Como varias cosas increíbles, bellas e intensas de la vida, es difícil explicar lo que son. Podemos decir que es una banda de Tokio formada por tres individuos que normalmente sólo llevan su nombre de pila con ellos: Atsuo en la batería, Takeshi en el bajo/guitarra (literal. Es común verle con un monstruo de doble brazo sobre el escenario) y Wata en la guitarra. En grandes términos, tocan lo que tu tío llamaría rock pesado pero su dominio de sonido va a lugares insospechados. Casi ninguno de sus discos suena al siguiente.

Tal vez entender lo que hace especial a Boris se encuentre dentro de sus grabaciones de larga duración. Su primer disco, Absolutego de 1996, es un monolito de una hora donde los tonos de la guitarra más pesada que se te pueda imaginar se sostienen en el horizonte; la influencia de Earth y Melvins es más que evidente, y cabe mencionar que entonces aún no existía Sunn O))). Con su tercer disco, Flood, la banda se adentra en el ambient y el post rock, mostrando que podían quitarle distorsión a la guitarra y aún ser brillantes. Heavy Rocks y Akuma No Uta le dieron la vuelta al hacer música inspirada en el hardcore punk, garage y Motörhead. Memorablemente, Pink mostró gran parte de lo que habían hecho en el pasado con un nuevo giro: el primer track del disco, “Farewell” entra en terrenos shoegaze mientras que el resto del disco va a paso de punk en su mayor parte. Luego de Smile, la banda ha jugado con psicodelia, j-pop y synthpop y no han parado de encontrar nuevas maneras de hacer lo suyo.

Tal vez se pueda explicar a través de lo extenso que ha sido el terreno que han ocupado en la música. Sus principales influencias han sido bandas como Earth y Melvins (sacaron su nombre de una de las canciones más populares de estos) pero también han tomado inspiración de muchos otros grupos, como son los Beatles, Doors, My Bloody Valentine y bandas de conocedores como PYG de Japón y Jane de Alemania. En uno de sus tantos discos colaborativos con Merzbow, Walrus / Groon, hacen referencia a King Crimson en el segundo track y a Yes en el arte del mismo. Hablando de sus colaboraciones, además de Merzbow, han hecho colaboraciones con Keiji Haino, Sunn O))), Ian Astbury de The Cult y Goth-Trad. Su música jugó un papel primordial en la cinta The Limits of Control de Jim Jarmusch y su próximo disco, LφVE & EVφL, será lanzado a través de Third Man Records, la disquera de Jack White.

Probablemente sea viéndolos en vivo cuando mejor se pueden definir aunque justamente es cuando menos se puede explicar el fenómeno con palabras. La manera en la que fluyen sus composiciones de la furia a la belleza a la devastación sonora a la euforia es increíble. Los riffs salen de la nada, las baterías dando golpes apasionados y el aire se pinta de negro y gris para pasar a un verdadero arcoiris musical. Boris es una banda que sabe manipular el ruido en todas sus formas, alineándose con diferentes géneros y formatos para romperlos de esos mismos confines para darnos algo diferente, familiar pero alienígena. Dentro de toda esta rareza está la guitarra de Wata, quien hace que su guitarra se desdoble en solos y notas sostenidas que nos hacen recordar lo que ha hecho al rock tan vital para nuestra vida así como indicar que ellos son de los pocos que saben donde llevarlo para que no se quede varado en un museo.

Boris estarán tocando en la Ciudad de México este 28 de Agosto en el Foro Indie Rocks, donde podrás ser testigo de todo esto, una de las experiencias musicales únicas de nuestros tiempos. Compra tus boletos a través de Boletia.