Escribe para buscar

El nuevo pop femenino

Históricamente, las mujeres que han ocupado un lugar importante en la música se han destacado en el pop. Nombres como Madonna, Britney Spears y Katy Perry son quizás los primeros que resuenan. En años recientes, Taylor Swift dio un paso gigante mezclando el country con el pop y creando una sólida carrera a partir de esta fusión. Existen casos excepcionales como Rihanna y Beyoncé que navegan por diferentes géneros con los que han conseguido colocarse en el tope de las listas y se han convertido en íconos culturales y referentes para muchas mujeres. Pero actualmente, las mujeres están ocupando nuevos espacios y enviando nuevos mensajes y hay algunas mujeres que están cambiando la industria musical, ya sea con sus letras, con sus mensajes, con sus videos o con su propio comportamiento fuera y dentro del escenario. Cada una de ellas está creando pop en diferentes niveles, pero añadiéndole una capa extra, están mandando nuevos mensajes a las mujeres: que se sientan bien con su cuerpo sea como sea, que no le hablen a su ex tóxico o incluso hablando de salud mental. 

Ariana Grande

No hay mucho que se pueda decir sobre Ariana Grande que la gente no conozca: ha estado en el ojo público desde pequeña y recientemente, más debido a sus pasadas relaciones sentimentales. Sin embargo, Ariana ha demostrado ser una cantante no sólo increíblemente talentosa y muy comprometida con todo lo que crea, como la conceptualización de sus videos “god is a woman” y “no tears left to cry”. Ariana también ha logrado enfocar su música para que hable de sus experiencias pasadas, pero no como una víctima, sino como un ser humano que habla con honestidad de los errores que ha cometido y de las cosas que ha aprendido de ello. Así como puede mostrarse como una mujer fuerte, puede mostrarse vulnerable y eso es básicamente, lo valioso de ella. 

Lizzo

Melissa Viviane Jefferson, mejor conocida como Lizzo, había lanzado ya dos LPs de forma independiente antes de su éxito comercial con su disco Cuz I Love You (2019). En 2016 sacó un EP en donde estaba incluida la canción “Good As Hell”, la cual le trajo buena atención gracias a que es una canción pegajosísima que habla sobre sentirte de maravilla seas como seas. Lizzo es muy vocal sobre el body positivity y sus canciones reflejan los problemas que ha tenido que enfrentar con respecto a su cuerpo, pero también hablan de que no importa lo que el mundo diga, eres fabulosa como seas. El mensaje de Lizzo no sólo se queda en su música, sino que va con ella a todos lados, está en las bailarinas que la acompañan en sus shows (todas de cuerpos tan diferentes), está en sus redes sociales, en sus entrevistas y en su maravillosa persona, en general, al grado que ha captado la atención de gente como Rihanna y Missy Elliot, quienes se han declarado sus fans. 

Billie Eilish 

Billie es quizá la artista más influyente del 2019. Con tan sólo 17 años, Billie ya ha conseguido que dos de sus canciones “Bury a Friend” o “Bad Guy” la hagan sonar en TODO lo posible, desde comerciales, películas, programas de TV, festivales, etc. La música de Billie cuenta con dos factores bastante importantes: el primero, es que la música es creada y producida por su hermano, el músico y actor Finneas O’Connell; lo segundo es la franqueza con la que aborda temas como la depresión que ha vivido o sus propias experiencias y esto mismo lo ha logrado traducir a su persona fuera de la música, lo que ha hecho que mucha gente pueda “conectar” con ella de diferentes formas. 

Charli XCX

Charli no es nueva en la industria, de hecho, ya tiene un par de éxitos por su cuenta y ha estado haciendo canciones para otros artistas como will.i.am y Camilla Cabello. Su propia música, poco a poco, ha ido evolucionando y se ha ido transformando en un pop más elevado. Su música siempre incita a la fiesta sin importar si estamos escuchando una canción sobre algo tan casual como una noche de chicas o sobre un corazón roto. Su nuevo disco Charli (2019) acaba de salir al mercado e incluye colaboraciones fenomenales con Lizzo, Christine & the Queens, Haim, Troye Sivan, Yaeji y Pabllo Vittar. El proyecto de Charli XCX busca siempre ser inclusivo y hacer cosas en sororidad, sumando gente para que todo se enriquezca y esto mismo, es lo que busca proyectar hacia los demás. 

Miley Cyrus

Miley creció en el ojo público y mucho ha pasado desde sus años de estrella de Disney como Hannah Montana. Si bien, eligió dejar atrás hace mucho tiempo esa imagen de forma estrepitosa, siempre se ha mantenido fiel a sí misma. El más reciente material de Cyrus, She is Miley Cyrus (2019), se acerca mucho a su vida personal –que siempre ha sido bastante pública– y sus canciones hablan sobre sus propios errores, sus deseos y sus dolores. Además de estar en los tabloides, Cyrus dedica mucho tiempo a sus diferentes labores filantrópicas como luchar por los derechos de la comunidad LGBTQ+ o salvar animales en peligro de extinción. En estos meses, mucho se ha hablado de ella después de su divorcio, sus posteriores relaciones y su bisexualidad, sin embargo, ella ha decidido canalizar todo esto a través de su música, creando un sonido honesto en el cual, a veces deja salir sus raíces country como en su canción “Slide Away.

Kacey Musgraves

Ok, esta no es popera, pero la música de Musgraves poco a poco va haciendo el salto de las estaciones de radio y listas country para posicionarse en el pop. Musgraves está revolucionando el country, generando canciones con letras que desafían un ambiente tan tradicional y conservador, hablando de la aceptación de la comunidad LGBTQ+, sexualidad consensuada y protegida y cuestionando creencias religiosas. El sonido de Musgraves, especialmente en su más reciente disco Golden Hour (2018) toma influencia de artistas de otros géneros como Weezer, Imogen Heap y Bryan Adams, tomando elementos también del disco y del psych rock para condimentar su sonido, dando como resultado un nuevo country que puede ser adictivo hasta para los más renuentes.

Tags: