Escribe para buscar

#VansBookClub: Libros para hablar con D10S, Maradona en la letras

#VansBookClub: Libros para hablar con D10S, Maradona en la letras

Wenceslao Bruciaga 26 noviembre, 2020

Si alguien tuvo una actitud Off the wall frente a la vida, ese fue El Pelusa. El gran Diego Armando Maradona. Además de rapidísimo jugador, encarnó a una especie de punk del medio campo por su actitud de patear incluso la honorabilidad, rígida y heterosexual, de un deporte como el futbol.

Cuando la noticia de su muerte intoxicó las redes sociales, también empezaron a diseminarse las manchas en su expediente. Que fueron graves. Intolerables en muchos casos. Opuesto a su virtud que desplegaba sobre la cancha. Casi celestial. Pero al mismo tiempo, humanamente salvaje.

El extraordinario, mundial, fenómeno de Maradona, es envolvente su autodestrutiva perfección. Jorge Valdano rompió en llanto frente a las cámaras al recordar los días en que compartió la camiseta de Argentina con él. Pero no sólo lo adoraban su colegas de equipo. La actriz Verónica Castro lamentó su muerte mientras hablaba de los grandes momentos que compartió con Diego y los Oasis subieron viejas fotos de ellos con Maradona como mediador de la paz entre los odiosos hermanos Gallagher.Tim Burgues de los Charlatans, Thusrton Moore y el escritor Irvine Welsh se despidieron del Diez. Post que intercambiaban emociones en medio de los aspectos oscuros y despreciables de su vida que también salieron en los mismos feeds.

La mitad del mundo llora su muerte. Quizás la otra le detesta por no ser un ejemplo intachable. Y Argentina decreta tres días de luto nacional. Un personaje capaz de levantar tolvaneras de pasiones tan exagederas como para fundar la Iglesia Maradoniana o desatar el odio en antorchas, es razón suficiente para inspirar demasiados libros que intentan, a veces con fortuna y otras decepcionantemente oportunistas, encontrar el corazón de su fenomonología

Entenderlo es complicado. Pero no obligatorio. Aquí una breve sugerencia de los libros más afortunados sobre el último gran héroe maldito del fut hoy y siempre, más o menos fáciles de conseguir, y que logran explicar porqué nunca habrá alguien como Maradona. O puede que si, que llegue otro, en unos 2000 años. El tiempo que tardan los dioses en pisar la tierra,

Diego Armando Maradona, México 86 Mi Mundial, mi verdadAsí ganamos la copa

Quizás el año en que México generó una relación de condepencia con Maradona. La tierra azteca fue testigo del astro argentino en su momento de veloz gloria. Sobretodo en ese espectacular partido contra Inglaterra, que en teoría es el objetivo climático del libro. Porque siendo la voz en primera persona de Maradona quien narra los hechos, el libro puede irritar por el narcisismo de Diego que raya en el auto elogio hilarante. Pero si se entiende como una extensión de la personalidad del Eterno Diez, su lectura es encantadora. E irresistible. El regodeo en sus recuerdos, provenientes de los barrios marginales de Buenos Aires, brindan cierta perspectiva de la razón por lo que la muchedumbre lo sienten cercano. En cuanto a la veracidad de lo sucedido aquel 22 de junio de 1986, algunos detractores dicen que Maradona la ningunea en aras de ondear su ego: “Llegó la hora de contar las cosas comoo fueron. Aquel fue el verdadero campeonato del mundo de los argentinos: el más luchado, el más sentido y el más merecido. Pienso y hablo en presente de México 86 y se me ilumina la cara. Ese Mundial fue el momento más sublime de mi carrera. Éramos veintidós locos dispuestos a ir a la guerra, y logré instalar la idea de que jugar con la camiseta de la selección era lo más importante”. Puede ser. Pero una verdad a medias contada por Maradona, sabe a cuento de fantasía. Como los que leíamos de niños. Muy fácil de conseguir.

Diego Barceló Larrán: 10 Gracias Maradona

Jugadores, comentaristas, personajes jet set o fanáticos mortales, abordan el mito de Maradona desde ángulos personales y sociológicos sin caer en aburridos barroquismos de academia. De hecho, es un libro bastante fluido de inhalar y que sabe a cerveza y chimichurri. Las refelexiones de los autores participantes describen al Pelusa en medio de las calles argentinas que ilustran la cultura y su relación con el mundo. Y como Maradona parece erguirse como un Bunda excesivo e imperfecto que otorga un equilibrio en medio de todo ello.

Nick Hornby, Fiebre en las gradas:

De acuerdo, no es un libro sobre Diego Armando. Pero si de futbol. Y Maradona y el soccer son sinónimos indisolubles. Fiebre en las gradas es una especie de auto ficción esayística en la que Hornby, con el mismo exceso de cursilería hipersmasculina con que exhibía su melomanía patológica en Alta Fidelidad, confiesa su adicción por el fut y en especial la fe religiosa que profesa como hincha del Arsenal. Por supuesto que Maradona aparece como un referente casi milagroso. Enérgicamente conmovedor, como un gol guiado por La mano de Dios, el libro funciona como explicación muy entrañable sobre porqué el futbol se vive como una devoción sagrada en la que los hombres logran conectar con sus emociones a menudo soterradas por el machismo. Quizas recomendable para aquellos que no llevan el fut en las venas y no alcanzan a entender como un jugador de apenas 1.65 de estatura pudo cautivar al mundo entero.

Tags: