Escribe para buscar

#VansBookClub: Mañanas negras como el carbón / Tardes de persianas bajadas, Brett Anderson

#VansBookClub: Mañanas negras como el carbón / Tardes de persianas bajadas, Brett Anderson

Wenceslao Bruciaga 25 noviembre, 2020

En medio de la vorágine de libros sobre memorias musicales, tanto Mañanas negras como el carbón como Tardes de persianas bajadas se erigen como un prodigio aparte. Sus letras están más próximas a la tragedia de Philip Roth o la búsqueda de la redención de Sándor Márai que a la confirmación de rumores sobre drogas o rivalidades entre los líderes que le dieron voz a ese sensacionalismo noventero llamado britpop. Si pensaban que en los libros del vocalista de Suede encontrarán sabor a tabloide británico, váyanse decepcionando: “Lo último que hubiera querido escribir sería una de esas manidas autobiografías de coca y discos de oro a las que estamos todos tan acostumbrados” dice Anderson en la primera página del prólogo.

Porque ante todo hay oficio de escritor en sus páginas. Talento que ya vribraba por si mismo en las letras de Suede, casi siempre, observaciones precisas de la sobrevivencia callejera. Poéticamente breves, como un suspiro entre Raymond Carver y la alcohólica sencillez de Charles Bukowski.

Lo fascinante de sus memorias divididas en dos tomos, Mañanas negras como el carbón el primero, que corresponde a su años de infancia hasta las universidad inconclusi y Tardes de persianas bajadas, sobre la fundación de Suede, es que cobran vida literearia después del morbo musical. Quiero decir, que pueden leerse como historias de la pobreza británica aún sin ser fan de la mejor banda de la Inglaterra noventera. Porque lo es. Perdón, no puedo ser subjetivo en esto.

La proeza narrativa de Anderson consigue que la autoficción encuentre su propio surco literario. Y sin embargo, esas confesiones bucólicas detallistas en la circustancias de la clase baja en la que creció y que plasma sin flagelos oportunistas, son los que dan sentido a la fundación de Suede como una banda que convirtió la precariedad británica, con su arquitectura gris y húmeda y la contaminación urbana de los barros proletarios en piezas de pop sublime.

Para ser historias en las que descricpiones de multitudes aplauden frente a un escenario, de giras intoxicadas de martinis y pastillas relajantes, de entrevistas con sabor a veneno de chisme se repiten conforme la vocación de Suede alcanza reconocmienti, los libros de Anderson son sigilosamente intimistas. Este fluidez inmersiva, como una pastilla que de mdma que no termina de explotar, es lo que permite a Brett distanciarse de la adrenalina del glamur. Ser melancólicamente crítico con los álbumes de Suede que él mismdo considera traicioneros y mediocres, como el Head Music o A New Morning, a pesar de incluir tracks que trascendieron la moda del britpop como Obsession, Everything will flow o la inmortal She´s in fashion llevándoles a la fama mundial.

Intimidad que le permite a Anderson rastrear entre camerinos y colillas de cigarro los momentos precisos en que su intrínseca amistad con Bernard Butler, miembro fundador de la bada, se fue al carajo. En especial, Tardes de persianas bajadas es un entrañable a la vez que casi doloroso intento de redención con Butler. Quizás de ahí su intención de publicarlo como un libre aparte. Un volumen dos. Como para rendirle tributo a la amistad extinguida por el agotamiento de la fama inesperada en su justa dimensión.

Esta reseña tardó básicamente por una cuestión administrativa: esperar a que las dos esdiciones estuvieran disponibles en México. Pero eso nunca pasó. Y en verdad es una lástima pues los de Contra se lucieron con sus ediciones traducidas al castellano, pasta dura y de lujo con la misma tipografía y paleta de colores que el álbum debut de Suede. Lamentablamente, aún no disponibles en México. A menos que alguna alma caritativa que viaje a España les haga el favor como fue mi caso. Sin embargo, las versiones electrónicas si están disponibles y a un muy bajo precio.

Ilustración de @blumpi inspirda en las letras de Brett Anderson para Suede

Tags: