LOADING

Escribe para buscar

Wax Idols: La muerte como un grito melódico

Wax Idols: La muerte como un grito melódico

Marcos Hassan 27 julio, 2018


por: Marcos Hassan @Kiddieriot

Decir que Hether Fortune es “darks” no es correcto. Tanto ella como su banda Wax Idols no cumplen exactamente con el perfil gótico y no es que en verdad lo intente; sin embargo, su vida y obra bien podrían encajar en esta subcultura, mucho más que la de muchos que se autoproclaman darketos.

 Fortune contesta el teléfono con muchos ánimos, platicando de lo bien que se la está pasando en su actual gira por nuestro país con Wax Idols. Por la manera en la que se expresa, uno no pensaría que su último disco está lleno de canciones sobre la muerte, el duelo y lidiar con la tragedia. La mayoría de las canciones que conforman dicho álbum –el cual lleva el título de Happy Ending– cuentan con música con raíces en el post punk y new wave de finales de los ‘70s sin dedicarse a copiar algún estilo en particular; simplemente toman los detalles de estos géneros y hacen las canciones más melódicas y frenéticas que te puedas imaginar.

 La historia de Hether y Wax Idols es una larga y complicada; esta incluye haber escapado de casa a los 16, divorcio, tragedias, convertirse en la fan número 1 de Thursday para luego conectarse con el vocalista Geoff Rickly para contratar a Wax Idols (con el inesperado desenlace que tiene que ver con un tirano millonario), entre muchos otros sucesos y rumores. También incluye alguna de la mejor música que te puedes encontrar.

 

Con motivo de su gira mexicana junto con SRSQ, platicamos con Fortune sobre la muerte, la tragedia y ser lo más DIY posible.

 

Excepto por su manager y su PR, la banda es totalmente DIY –inclusive llevan su propia disquera– pero quería preguntarte si hacer las cosas tú mismo representa un reto al momento de hacer una gira en otro país. Me imagino que es difícil.

Bueno, toma mucho trabajo, emails y tratar de ser lo más organizado posible. Creo que es muy importante que hagas todo lo que puedas tu mismo porque así puedes comprender bien cómo es que las cosas funcionan y a donde va el dinero y cómo sucede todo. Yo vengo de una escena de hardcore punk en el medio oeste, armé mi primer show DIY cuando tenía 15 años. Así es como crecí, viendo a gente que hace muchas cosas por su cuenta o como parte de una comunidad. Trato de hacerlo igual y ayudar a quienes nos han ayudado; por eso jalamos a SRSQ. Es nuestra amiga y tiene un nuevo proyecto después que terminó Them Are Us Too porque Cash [Askew] murió [en un incendio en el espacio DIY Ghost Ship en Oakland en 2016], era muy importante para mi darle apoyo y una oportunidad de salir de gira a un lugar nuevo. Para esta gira, Carcoma Records nos siguió en redes sociales así que le mandé un mail a Diego Bustamante y le dije que quería hacer una gira en México, si podía ayudarme y me contestó qué sí. Solo debes trabajar mucho y encontrar gente buena que tiene buenas éticas de trabajo y entienden cómo funcionan las cosas y te pueden cuidar bien.

 

Es muy inspirador que hay gente que viene del punk y el DIY y siguen envueltos en esto.

También mencionar que en Gómez Palacio, en Ojo De Tigre, conocimos a Gabriela, quien es la dueña del lugar y tiene una banda que se llama Lxs Pxtronxs, un trío de hip-hop, y ella es increíble. Hace mucho para que su ciudad tenga una escena y comunidad musical. Fue muy inspirador conocerla, fue increíble para todos nosotros. Estábamos asombrados por su manera de trabajar y su pasión, como mujer en la música y en su ciudad con todo lo que tiene en su contra y su experiencia es impresionante. Quisiera reconocer mucho a ella y la gente de Gómez Palacio porque están haciendo cosas muy importante.

 

Sacaron ya hace algunos meses su disco Happy Ending con el cual se tardaron dos años en completarlo y tuvo muchas etapas. Ahora que ya lo lanzaron y han estado tocando las canciones en vivo, ¿ha cambiado su perspectiva de este material?

 No sé si ha cambiado la perspectiva. Cuando tocas canciones en vivo, las canciones toman otra vida nueva. Es diferente que en el disco, le estás inyectando lo que estás sintiendo ese día a la música cuando la interpretas. Eso tiende a cambiar tu relación con las canciones, pero el contenido y el contexto del álbum es tan pesado y tan real para todos nosotros que siempre estamos experimentando eso y tratamos de compartirlo con gente que pueden entender este tipo de experiencia, como la pérdida y procesar la supervivencia en un mundo donde tú, tus amigos, la gente que amas y tu comunidad están en peligro. He tenido muchas conversaciones con gente que entiende los temas que tocamos en el disco, los sentimientos en el disco y eso siempre ha sido impresionante para mi, nunca me canso de escuchar que alguien me diga que una canción nuestra lo ha ayudado en su vida o que se puede identificar con algo que he escrito, es muy conmovedor saber que otra gente puede experimentar algo que comenzó como algo muy personal y le tienen un lugar en su corazón. Es un sentimiento increíble.

 

Tú has escrito poesía casi toda tu vida. ¿Ha cambiado tu proceso creativo a través de los años? Siento que ahora la letra está mejor integrada a la canción.

 Tu proceso creativo siempre tiene que estar evolucionando. Siempre tienes que estar aprendiendo y desarrollando tu arte, constantemente. Me ha ayudado escribir mucho y escribir de muchas maneras; poesía, ensayos, ficción, etc. Entre más ejercites tus músculos creativos, tendrás más habilidades. Creo que he logrado hacer una mayor cohesión y un mejor arco narrativo que en los discos anteriores, eso me enorgullece. Algunas canciones son pura ficción, como “Ashes” que es sobre un vampiro que ha decidio que ya no quiere ser inmortal así que decide morir al caminar hacia el sol. Obviamente esa no es una experiencia que he vivido personalmente [ríe].

 

Claro. Para empezar, sigues con nosotros.

 Bueno, por lo menos en esta vida, no sé si fui vampiro en alguna vida anterior. Fue muy satisfactorio poder hacer ese tipo de narrativa de forma efectiva en una forma metafórica y poética, que es lírica pero también cuenta una historia en el formato condensado de una canción de pop,lo cual es muy difícil y creo que muy pocos se percatan de esto. Estoy muy orgullosa de esa canción, pero otras canciones son muy personales que salieron directo de mi corazón.

 

 

Has hablado de cómo ahora colaboras con tus compañeros de banda y buscas su retroalimentación en las letras, además de ahora tener management y ayuda con el proyecto. ¿Por qué decidiste cambiar tu manera de trabajar? ¿Fue difícil abrirse y ser vulnerable de esta manera?

 Creo que es una combinación de cosas. Para empezar, estoy cansada [ríe], necesito más ayuda, he estado haciendo esto desde hace mucho tiempo, tengo 30 años pero he estado haciendo esto desde que tengo 15 años. Necesitaba hacer esto para tener una buena salud mental y felicidad y bajar mis niveles de estrés. Primero fue una necesidad y luego se volvió una realización que pudiera confiar en que harían un buen trabajo y entender mi visión y ayudarme a crecer como persona y artista. Cuando era muy joven era muy importante para mi ser autosuficiente y controlar todo todo el tiempo, me fui de casa cuando tenía 16 años, así que tenía esta idea que si quería que sucediera algo, tenía que hacerlo por mi misma, no puedo depender en nadie para nada y así son las cosas. Creo que fue un mecanismo de supervivencia y me ayudó mucho a llegar a donde estoy, pero debes dejar ir los traumas de tu niñez o juventud. Aún estoy intentándolo.

 

Muchos de los temas de Happy Ending hablando del fin, la muerte o el punto donde no podrás regresar y que no hay nada más allá, y explorarlo de diferentes puntos de vista. ¿Sientes alivio al haber expresado esto en un disco que significó un nuevo comienzo?

 No lo creo [ríe]. Soy existencialista, lo he sido toda la vida, pienso mucho en que es lo que hay más allá y qué sentido tiene todo. Pienso mucho en esto y no sé por qué, es algo que pienso desde que fui pequeña [ríe]. Definitivamente me ha ayudado a procesar ese tipo de sentimiento y tal vez me ha ayudado a enfrentar el luto y la muerte y cosas así. En cierta medida me siento más libre.

 

¿Qué tiene la música en la que te basas para hacer Wax Idols, cosas como el post punk, new wave, shoegaze un poco. Por qué es ideal para darle vida a tus ideas?

 Creo que mucho de esto es porque a todos en la banda les gusta este tipo de música o crecieron con ella. Peter [Lightning, guitarra] ha tocado en muchas bandas y siempre han tenido un elemento de shoegaze. Yo nací en 1987, crecí escuchando a The Cure, U2, Adam and the Ants, esa era la música que escuchaba mi mamá [ríe]. Así crecí. Y luego cuando era adolescente escuchaba hardcore y post hardcore. Escucho muchos estilos de música, tengo muchas otras maneras de expresarme musicalmente, pero por cualquier razón, así es como ha salido con Wax Idols, no sé por qué.

Podrán ver a Wax Idols este 28 de Julio en la CIudad de México.

Tags: